Estrés de los conductores

Estrés de los conductores

El estrés que sufres influye en tu forma de conducir pudiendo provocar más accidentes, pero, además, el propio sistema de tráfico contiene muchas fuentes de estrés.

El estrés tiene unas consecuencias graves para la salud, como pueden ser las enfermedades crónicas derivadas de una situación de estrés sostenida en el tiempo.

El estrés es un proceso psicológico normal que se origina cuando se presenta una fuerte exigencia y no sabes cómo responder ante ella de forma clara y adecuada. En este caso el organismo pone en marcha un mecanismo de emergencia general. Con ello, tu cuerpo trata de prepararse para afrontar cualquier tipo de situación problemática.

Sin embargo, si la respuesta de alarma se hace demasiado intensa o si se prolonga durante mucho tiempo, el estrés puede pasar de ser un mecanismo adaptativo a ser un serio problema de salud.

Esto sucede con frecuencia cuando la respuesta de estrés en realidad no sirve para solucionar las situaciones en las que se produce. Por ejemplo, si te encuentras en un atasco y tienes mucha prisa, puede que desarrolles una respuesta de estrés: aumentará tu tensión arterial, tu tasa cardíaca y el tono muscular. Sin embargo, nada de esto te ayudará a salir del atasco, sino, como mucho, a empeorar la situación con un comportamiento impulsivo o agresivo.

Distintos estudios han demostrado que muchos conductores que han sufrido algún accidente habían pasado en los meses anteriores o estaban pasando por alguna de estas situaciones vitales especialmente estresantes. Además, a mayor cantidad e intensidad de estos estresores vitales, mayor era la gravedad de los accidentes.

¿Por qué el tráfico es una fuente de estrés?

¿Cómo afecta el estrés a la conducción?

¿Qué puedes hacer ante el estrés?

Busca más información aquí:

http://www.dgt.es/PEVI/documentos/catalogo_recursos/didacticos/did_adultas/estres.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *