Conducir con nieve, hielo y frío. Consejos de conducción segura

Conducir con nieve, hielo y frío. Consejos de conducción segura

Vienen de nuevo días de frío y mal tiempo, y desde el Centro Técnico de Conductores queremos que estés preparado. Por eso queremos ofrecerte unos consejos para conducir en malas condiciones climatológicas y que lo hagas de la manera más segura.

Consejos para conducir con nieve o hielo

Antes del todo debemos preparar bien el viaje. Llenamos el depósito antes de salir y volvemos a hacerlo cuando estemos cerca de la zona donde puede nevar. Si nos quedamos atrapados en la nieve es importante poder encender el coche de vez en cuando para calentarnos un poco. Si no llevamos las ruedas de invierno tenemos que tener preparadas unas cadenas de nieve, ya sean metálicas o de textil.

A la hora de iniciar la marcha, con la nieve es posible que patine, así que es mejor acelerar poco a poco sin revolucionar el motor. Podemos desconectar el control de tracción, meter segunda marcha y soltar lentamente el embrague.

Cuando ya estamos conduciendo y empieza a nevar, debemos encender las luces, pero no la de niebla trasera. Esta luz puede deslumbrar a los que nos siguen y las luces del freno se perciben peor. Solo debemos encenderlas si está nevando copiosamente.

Otras cosas muy importantes a la hora de conducir con nieve o hielo:

  • Suavidad con las maniobras: frenar, acelerar, girar muy suave.
  • Distancia de seguridad: la distancia de frenado sobre nieve es mucho más larga que en seco, debemos tener máxima precaución.
  • Frenar puede ser peligroso: aunque hayas perdido la tracción y estés patinando, frenar puede empeorar las cosas. Suelta el acelerador suavemente y deja que el coche haga lo que pueda.

¿Cuándo y cómo usar las cadenas del coche?

Lo mejor que podemos hacer en condiciones climatológicas adversas es tratar de evitar utilizar el vehículo en la medida de lo posible, pero si no queda más remedio, os contamos cuándo y cómo usar las cadenas de nieve.

En nuestro país no son obligatorios los neumáticos de invierno, mientras que las cadenas son obligatorias en algunos casos (como por ejemplo en algunos puertos donde hay una señal R-412, que nos indica el uso obligatorio de las cadenas). Si llevamos instalados los neumáticos de invierno que contienen las siglas M+S (Mud and Snow) nieve y barro, no es necesario llevar cadenas.

Es obligatorio el uso de cadenas de nieve o neumáticos de invierno M+S siempre que haya algo de nieve, y en este caso la velocidad máxima de circulación será de 50km/h.

Existen varios tipos de cadenas: metálicas, de tela o textil, de red y de araña y se montan siempre en las ruedas motrices.

Antes de usarlas debemos comprobar su estado, ya que es el elemento que nos sujeta al suelo.

Empezamos a colocar las cadenas por la parte superior y bajamos poco a poco. Después subimos al coche y avanzamos unos centímetros, nos bajamos y cerramos las cadenas.

Las cadenas deberán retirarse cuando ya no sean necesarias. No es recomendable circular con las cadenas por asfalto, porque podría romper la cadena y dañar la superficie del neumático.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *