10 cosas que deberías revisar antes de llevar el coche a la ITV

10 cosas que deberías revisar antes de llevar el coche a la ITV

10 cosas que deberías revisar antes de llevar el coche a la ITV

 

1. Las luces

En la ITV son estrictos con este punto, asegurándose de que funcionan correctamente en cualquier circunstancia. Para ello y sin arrancar el motor, cuántas más luces probemos simultáneamente mejor, pues si el sistema se encuentra en mal estado, el fallo se produce al funcionar un conjunto concreto de bombillas. De esta manera, podemos comprobar la marcha atrás a la vez que las luces de freno, el antiniebla trasero y los intermitentes.

 

2. Los limpiaparabrisas

Hay que comprobar que las escobillas limpian correctamente y los chorros de agua funcionan y salpican de manera razonable. En el caso de que las escobillas no funcionen correctamente tan sólo hay que limpiarlas un poco, y si percibimos grietas o la goma está deteriorada, lo mejor será sustituirlas.

Respecto a los chorros de agua, es algo común que con el paso del tiempo se obstruyan o se desvíe su trayectoria, así que con limpiarlos un poco para redireccionarlos, será suficiente.

 

3. Los niveles de líquido

Un nivel muy bajo de refrigerante o de aceite pone el riesgo el motor del vehículo, por lo que para realizar una lectura correcta del nivel del aceite es importante que no haya ningún tipo de pendiente y el motor esté frío.

 

4. El claxon

Lo único que hay que comprobar en este caso es que el claxon suena y no haga ruidos extraños.

 

5. El anti-vaho

Aunque no siempre revisan este punto en la ITV, es importante comprobar que el aire sale por las salidas que hay en la parte baja del parabrisas.

 

6. Las puertas y cristales

Debemos comprobar que los cristales no estén rayados o presenten grietas importantes. En especial la luna delantera, la cual debe estar reparada y no presentar ningún desperfecto dentro del campo de visión del conductor.

Para la comprobación de las puertas, haremos exactamente lo mismo que el técnico de la ITV: bajar las ventanillas, abrir el maletero y el capó, y abrir las puertas desde fuera y desde dentro.

 

7. La matrícula y otros desperfectos

Una matrícula en mal estado puede ser motivo de falta leve. Abolladuras o pequeños golpes no suelen ser un inconveniente, aunque sí que conviene enderezarla. Además de revisar los golpes del propio coche para evitar causar daños con superficies cortantes.

 

8. Los cinturones

Lo primero es asegurarnos de que los anclajes se encuentren en su lugar. En el caso de que nuestro vehículo tenga asientos abatibles, tendremos que sacar los anclajes que se encuentren ocultos. De esta manera, podremos comprobar que los cinturones se frenan con un tirón seco y que vuelven a su sitio cuando los soltamos.

 

9. Los neumáticos

La normativa establece que no se debe circular con un dibujo en el neumático inferior a 1,6mm, por lo que existen ciertos testigos a lo ancho y largo de la goma, a los que es conveniente no llegar, y que la presión sea la correcta.

 

10. La limpieza

Aunque este aspecto no es algo primordial que afecte a nuestra seguridad, llevar los cristales del coche excesivamente sucios puede ser motivo de multa.

 

Por último, es obligatorio llevar puesta la pegativa de la ITV en la parte superior derecha del parabrisas, en un lugar visible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *